Se trata de trabajos en papel, incluidos dibujos, cuadernos de bocetos y acuarelas que rara vez fueron exhibidos y que, desde el 6 de junio próximo hasta el 25 de septiembre, se mostrarán junto a una selección de pinturas al óleo extraídas de la colección del museo neoyorquino.

Artículo anteriorA vibráfono y marimba, Sánchez y Martinini llevan «tango para todos» a las calesitas
Artículo siguienteVuelve «Happyland» al Teatro San Martín