Ubicada en una amplia sala del subsuelo del museo, la muertra se desarrolla un recorrido marcado por las distintas etapas artística de Cerrato, entre los que están el informalismo plástico, el abstracto biomórfico, el período de grandes espacios y cosmovisiones, las recreaciones de mapas completos o fragmentados y lo político social como huella.

Artículo anteriorPuenzo y la reapertura del Gaumont: «Ahora contamos con los mejores cines del país»
Artículo siguienteConsejos para jugar sin problemas a la ruleta online