En lo alto del cerro Champaquí se encuentra El Hueco, el bosque de tabaquillos más antiguo de Córdoba. Propuestas de caminata y trekking para descubrir sus misterios y encantos. Opciones y precios de comidas y hospedajes.

 

El tabaquillo es un árbol que crece en los bosques de altura de las serranías del centro y noroeste argentino. Surge en espacios en que el sol no da directo ni abundan los vientos, como Quebrada de Los Molles, en el cerro Champaquí. Allí, a unos 180 kilómetros de la ciudad de Córdoba, se encuentra El Hueco. Es un bosque de aura sobrenatural donde se hallan los tabaquillos más antiguos de la provincia, con ejemplares de más de 300 años.

 

Adentrarse en su atmósfera idílica, caracterizada por rincones que remiten a grandes obras del género fantástico como El Señor de los Anillos o Las Crónicas de Narnia, puede ser parte de la aventura mayor que implica superar los retos del «Champa». El cerro se eleva 2.790 metros sobre el nivel del mar, por lo que representa el techo de Córdoba. De hecho, es una de sus maravillas naturales.

 

La travesía comienza en Los Molles, de Traslasierras. Desde allí se inicia un ascenso de 12 kilómetros hacia la Reserva El Hueco. La propuesta de trekking se extiende en promedio unas 5 horas.

 

Para quienes sólo buscan relajarse y dejarse llevar por el entorno misterioso del bosque existe una recorrida alternativa rumbo al Refugio Vaikuntha. Se puede completar en apenas una hora y media de caminata, sin mayor desafío que disfrutar de un ambiente que recuerda a fábulas y cuentos.

 

En ambos casos, los expedicionistas pueden vivenciar la repentina aparición de los tabaquillos, una presencia que evoca asombro, sea por el tamaño de los ejemplares, la frondosidad general o los arroyos cristalinos que brotan del cerro.

 

También se presenta la oportunidad de explorar las sendas ocultas de El Hueco, que llevan a parajes recónditos y propician la sensación de participar de un relato escrito por Tolkien, C. S. Lewis, Sapkowski o George R. R. Martin, entre otras plumas legendarias.

 

Requisitos del Champaquí

Los requisitos a tener en cuenta al momento de recorrer el cerro Champaquí incluyen completar un formulario de registro en el inicio de las sendas. Es importante equiparse correctamente y se recomienda contar con la ayuda de un guía habilitado por Turismo de Córdoba ante la falta de experiencia. Por último, en el área está prohibido el desecho de residuos orgánicos e inorgánicos.

 

Estas medidas contribuyen a conservar el tabaquillo, que es de crecimiento lento y lamentablemente se encuentra en peligro de extinción. En Córdoba estos árboles de tronco castaño anaranjado son exclusivos de las Sierras Grandes, ya que proliferan a partir de los 1.800 msnm.

 

En las terrazas naturales se adaptan a heladas y nieve, pero son vulnerables al pastoreo excesivo, la tala y los incendios. Otro de sus rasgos únicos es el aspecto de su corteza, que se abre en múltiples láminas y por eso se asemeja al hojaldre.

 

Por cuánto y dónde hospedarse

La experiencia rumbo al Refugio Vaikuntha se puede realizar sin obligación de contratar hospedaje. El lugar cuenta con un comedor que ofrece platos elaborados con productos orgánicos, con opciones de desayuno desde los 600 pesos para los niños y 800 para los adultos; almuerzos desde los 600 pesos para los menores y 1000 para los mayores; y cenas desde los 700 y 1.200 pesos, respectivamente.

 

Quienes sí prefieran quedarse en el bosque pueden pasar la noche en cualquiera de los tres ranchos del espacio, que cuentan cada uno con 18 camas con colchón. La cocina del refugio es comunitaria y a leña, mientras que el baño y la ducha solar son de uso compartido. Cabe señalar que el recinto no tiene electricidad, ni permite la presencia de animales domésticos.

 

A propósito de hospedaje en Vaikuntha, los precios por noche son de 1.600 pesos por persona y de 800 por cada niño. Los visitantes deben traer su propia bolsa de dormir o pueden alquilarla in situ por 100 pesos, entre otras opciones, como la de alquilar una sábana cubre colchón y una almohada también por 100 pesos.

 

Además se brindan alternativas de camping, por caso en un punto emplazado a orillas de un arroyo, con áreas seguras para realizar fogones y otros espacios bajo techo para cocinar. Los precios de esta propuesta por noche son de 800 pesos por persona y de 600 por niño. Asimismo se puede acampar en un lugar cercano al refugio, con acceso al baño, la cocina y las duchas. Esta opción cuesta 1.200 pesos por persona y 600 por niño.

 

Cómo llegar

Para llegar al Refugio Vaikuntha en vehículo, se viaja desde Villa de Las Rosas hacia Los Molles. Tras pasar la iglesia local, se continúa un km por Avenida Intihuan hasta la cabaña de acceso a la Reserva, donde se dispone de distintas opciones de estacionamiento. Luego, se avanza a pie a través de una tranquera y se toma la ruta hacia la derecha, por un camino de tierra.

 

Cabe señalar que Hostería Las Jarillas también representa una solución de hospedaje para quienes busquen conocer el encanto del bosque. El establecimiento se encuentra en San Javier, a unos 25 minutos en vehículo desde el punto de partida de Los Molles. Como distintivo, esta propiedad cuenta con habitaciones dobles y aparts para dos personas, con desayuno incluido.

Artículo anteriorSe viene el Lager Day 2022
Artículo siguienteCatedral Alta Patagonia da cierre a una “super” temporada: más de 115 días de operación