Para deslumbrar a un huésped debes fascinarlo en lugar de simplemente limitarte a cumplirlas. Interpretar las señales que permitan identificarlas para luego agasajarlos brindándoles siempre el 110% ya que es precisamente ese 10% extra el que más recordarán

No lograrás deleitarlos tan solo haciendo tu trabajo ya que es lo que corresponde.
Sé creativo y haz algo fuera de lo común, agrega lo extra a lo ordinario. Maravilla a las personas brindándoles toda tu atención, tu amabilidad y generosidad
Descubre 21 alternativas que te permitirán hacerlo:

1.     Cobra menos de lo estimado.
2.     Regala un presente sin ningún motivo.
3.     Invita con un consumo de cortesía.
4.     Promételo en cinco días y entrégalo en tres.
5.     Brinda a alguien una oportunidad que habitualmente está fuera de su alcance.
6.     Comparte tu conocimiento con alguien que podría beneficiarse.
7.     Haz un regalo artesanal en vez de algo que bien puede comprarse en una tienda.
8.      Regala cosas, gratis, en lugar de venderlas.
9.      Sé amable con alguien que no está en condiciones de ayudarte.
10.  Colabora con alguna necesidad, aunque no sea estrictamente tu trabajo.
11.  Envía una nota de agradecimiento escrita a mano en lugar de un mensaje impreso.
12.  Agrega valor al cliente, sin cobrar por ello.
13.  Sé sincero con tu cliente para protegerlo de ser tomado por sorpresa.
14.  Envía una nota a alguien a quien le vendría bien un poco de ánimo.
15.  Acércate a hablar con una persona que parezca tímida.
16.  Pregunta: “¿Cómo puedo ayudarte?” (Y luego sigue adelante).
17.  Envía una copia de una foto a la persona que está en ella.
18.  Admite cuando te equivocas y ofrece una disculpa sincera.
19.  Celebra las victorias de otras personas.
20.  Cumple tu palabra, aunque las cosas hayan cambiado desde que hiciste la promesa.
21.  Ofrece tu colaboración antes de que te lo pidan.
Ir más allá no se trata tanto de realizar un acto específico como sí lo es de una “predisposición mental” poniendo a los demás primero. Al superar expectativas día tras día, no solo fascinarás a los demás, sino que también te podrás destacar enalteciendo tu reputación profesional y la de tu establecimiento
Se trata de buscar la mejora continua que permite la búsqueda de la EXCELENCIA, a diferencia del PERFECCIONISMO que coloca el acento en aquello que está mal o incompleto.
Se trata de cosechar relaciones a largo plazo, de hacer lo correcto en lugar de lo conveniente. En otras palabras, no es solo lo que haces; es quién eres.
Espera lo mejor de ti mismo, y luego haz lo que sea necesario para hacerlo realidad