Un reciente informe de Comscore, “Comportamientos de los consumidores online que impactan a la industria de viajes”, destaca el alcance del sector en el país que en algunas subcategorías supera los niveles pre pandemia

Si se tuviera que confeccionar una lista de los sectores de negocios más golpeados por la pandemia de Covid-19 en 2020, sin lugar a dudas la industria de viajes estaría en la cima. Pero más de dos años más tarde, al igual que un avión que finalmente traspasa la zona de turbulencias, el turismo comienza a dar señales de una notable mejoría alrededor del mundo y Argentina no es la excepción. Según el último reporte de Comscore, 47% de la población digital argentina visitó un sitio web o una aplicación móvil relacionada con viajes en marzo de 2022.

Si bien se encuentra por debajo de Brasil (65,8%) y México (52,4%), el mercado argentino aún tiene un considerable espacio para crecer.

Así es como la actividad online relacionada a viajes está alcanzando los niveles previos a la pandemia e incluso, en algunos casos, superándolos, como sucede con las subcategorías de “hoteles” y “agentes online de viajes”.

“Los usuarios están mostrando un creciente interés en viajar y las cifras lo constatan. Sin dudas hay un efecto de rebrote luego de tanto tiempo de restricciones”, agrega Leonidas Rojas, director de Comscore Cono Sur.

La forma en la que los usuarios consumen información y contenidos sobre la industria de viajes tiene una marcada diferencia con el resto de verticales como Entretenimientos y Real Estate. Según Comscore el móvil sigue siendo el formato más utilizado por diferentes grupos etarios (18-24, 25-34 y 35+) para acceder a sitios y apps de alquiler de autos y viajes de coche compartidos, adquiriendo altos niveles de alcance.

 

Pero, el desktop aún es fundamental minutos por visita, el ordenador aún es fundamental en el proceso de investigación y búsqueda de información previa al viaje, generando un mayor engagement y minutos por visitante.

 

En el caso de hoteles, resorts y casas compartidas, se puede observar que el alcance es mayor entre las personas mayores de 35 años, un público que tiende a tener un mayor poder adquisitivo.

 

Una particularidad que se puede observar en el informe es que las audiencias de los servicios turísticos también tienen un fuerte interés en los servicios inmobiliarios. Tomemos el ejemplo de Aerolíneas Argentinas: su audiencia se solapa con las de Zonaprop.com, más que otras entidades inmobiliarias. La identificación de temáticas en común ofrece una oportunidad a la hora de elaborar campañas de marketing, queda del lado de las empresas cuestionarse cómo pueden aprovechar esto.

Se podría concluir que el resurgimiento de la industria de viajes es definitorio: las audiencias están deseosas de poder realizar una actividad que se vió claramente reducida durante dos años y empresas como Aerolíneas, Uber y Airbnb tomaron nota de esto. Será cuestión de tiempo para ver si el resto del mercado logra visualizar la oportunidad y no perderse el tren.

 

 

Artículo anteriorPromoción de Club Med para esquiar All Inclusive en 2023
Artículo siguienteUruguay ya no pedirá declaración jurada de Covid-19 a turistas