La primera asamblea de la organización llamada Global ReformBnB fue llevada a cabo en Kyoto durante el mes de diciembre. Global ReformBnB nace con el propósito de generar las pautas bajo las cuales los gobiernos puedan enmarcar los Alquileres Temporarios Turísticos, una de las grandes amenazas al crecimiento de la formalidad en la industria turística argentina, y también hacia la seguridad del turista local o internacional que elige nuestro país como destino.

Con participación de más de 35 países, el encuentro permitió un intercambio de experiencias y aprendizajes en el gran desafío de la formalidad a nivel mundial: lograr la voluntad política para que los alquileres temporarios sean oferta formal y segura para los turistas.

 

Buenos Aires, diciembre de 2022.- Japón, el país anfitrión, presentó su exitosa estrategia: con una tenaz voluntad política, prohibieron la comercialización a todas las plataformas que no contaran con un código de habilitación único de las unidades de alquiler temporario. Durante meses, Japón estuvo sin oferta de alquileres temporarios mientras las propiedades se inscribían en todos los registros tributarios, formalizaban el personal contratado, instalaban todas las medidas de seguridad dentro de sus propiedades y presentaban toda la documentación para ser dados de alta. Se crearon dos comisiones: una que incluía al gobierno nacional, provincial y municipal con el propósito de eliminar cualquier confusión respecto a la jurisdicción de acción; y otra comisión de vecinos que denunciaban si se generaba un ATT en una zona que hubiera sido catalogada como Residencial. A los 9 meses, la oferta se había recuperado, brindando seguridad para los vecinos y para los turistas.

 

En Argentina, lamentablemente la situación es muy diferente. Según datos de AirDNA, que aúna la oferta de las plataformas AirBnB y Expedia, en 2022 en CABA existen más de 12.000 alojamientos turísticos temporarios, de los cuales sólo 299 se encuentran registrados. En Mendoza, entre más de 1.900 se encuentran registrados 158, en Tierra del Fuego se ofrecen 760 opciones de las cuales sólo 200 están registradas, en ciudad de Salta de 750 alojamientos se registraron 303 y en El Calafate de 403 ofrecimientos solamente se encuentran inscriptos 68 unidades.

 

 

 

 

 

 

¨El crecimiento actual se debe a varios factores: en la pandemia, la hotelería estuvo prohibida y los ATT, al no estar alcanzados por ninguna ley, pudieron operar tranquilamente. Por otro lado, es un negocio ampliamente más rentable: no deben cumplimentar ninguna norma de seguridad eléctrica, de incendios, de policía, entre otras, ni certificar las obligatorias actualizaciones anuales que deben realizar sus pares hoteleros. Tampoco deben tener registrado al personal ni abonan impuestos¨, destaca Roberto Amengual, Presidente de AHT, y miembro del Comité Ejecutivo de ReformBnB. ¨Esto ha dinamizado mucho la captación de inversores por parte de desarrollistas que arman estos proyectos. CABA es un gran ejemplo: entre el 2016 y 2022, la hotelería formal creció un 8%. Los Alquileres Temporarios Turísticos crecieron un 124% en cantidad de habitaciones¨, informa.

 

“Lamentablemente, parece que todas las tragedias asociadas a los ATT no han incitado al gobierno a tomar medidas al respecto. No pasa un mes sin una tragedia prevenible en un ATT. La falta de control signa los últimos 20 años en los ATT, hay una especie de “vía verde” para que prosperen. En Barcelona, la multa por incumplimiento de cualquier aspecto tributario o de seguridad por parte de un ATT alcanza los 40.000 euros.”

 

La primera asamblea de Global ReformBnB, (en la cual la AHT estuvo representada por su Presidente Roberto Amengual, quien integra el Comité Ejecutivo de la asociación) se articuló en torno a dos ejes:

La necesidad de mayor transparencia
Los asistentes manifestaron la necesidad de lograr una mayor transparencia, instando a que las plataformas que ofrecen opciones de alquiler turístico a corto plazo compartan información con los gobiernos, incluida la identidad de los huéspedes y locadores que utilizan este tipo de servicio.

Roberto Amengual manifestó que ¨nuestro objetivo desde la AHT es garantizar reglas justas y equitativas para todos los actores que componen el sector de la hotelería, incluidos los ámbitos del alquiler a corto plazo y la distribución digital¨.

 

Los riesgos de la falta de registro y controles
En CABA, por ejemplo, existe hay una Ley de Registro que data de 2019. Estas regulaciones no llevan a que se registre la oferta real, según se desprende de las cifras de AirDNA mencionadas. ¨Por ejemplo, la ley no obliga a las OTAs a que reflejen los números reales de registro de estos alojamientos turísticos temporarios, y en algunas provincias directamente no hay legislación alguna¨, destaca Amengual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las ATT son una problemática a nivel mundial. La industria hotelera formal reclama un involucramiento del Estado, y que por medio de los organismos y agencias pertinentes, ejerza el control de la actividad. Dicho control, por razones de eficacia y de eficiencia, debe incluir muy especialmente a las plataformas digitales.

 

Más allá de la competencia desleal que este tipo de alojamientos representa para la industria de la hospitalidad, que se caracteriza con ser uno de los mayores generadores de empleo formal en el país, existen riesgos concretos para los pasajeros: estafas, espacios no habilitados, carentes de seguros, sin registro de identidad de los huéspedes. Además impacta en el acceso a la vivienda de la población local: no sólo en las grandes ciudades sino también en destinos turísticos muy requeridos, donde los montos de los alquileres se han encarecido mucho porque la mayoría de la oferta se vuelca al turista, además de que hay menos oferta . Esto se da especialmente en destinos muy requeridos como Ciudad de Buenos Aires, Ushuaia, Villa La Angostura, Bariloche, entre otros.

 

La AHT, acompañando una tendencia ampliamente mayoritaria a nivel mundial, considera que la actividad de los Alquileres Temporarios Turísticos no debe ser prohibida ni tampoco absolutamente desregulada, sino que ha de adoptarse el criterio de una regulación adecuada, de manera tal que, a la par que se contribuya al desarrollo equilibrado de la economía de plataformas (AirBnB, Expedia, Booking), al mismo tiempo se proteja a los consumidores y usuarios, a los destinos turísticos, se garantice una fiscalidad equitativa, y condiciones de trabajo justas. Al mismo tiempo, la AHT postula el ordenamiento y la simplificación de las regulaciones vigentes para las formas de hospedaje tradicionales.

 

Artículo anteriorLa Hoya en modo verano: ascensos y gastronomía en la montaña
Artículo siguienteMar del Plata récord: recibió 8.853.246 turistas en el 2022