LA PACIENCIA DE LA ARAÑA

14 septiembre, 2018
290 Views

Por Yako Laus

Cuando A. me preguntó a la salida del Anfiteatro Losada qué pensaba acerca de la obra que acabábamos de ver, lo primero que se me ocurrió responderle es que esta obra debería ser considerada dentro del subgénero de teatro urgente y que como tal debía ser analizada. Éste concepto algo abstracto y de límites difusos, suele hacer referencia a un tipo de obras generalmente de denuncia, que creen tener algo muy importante para decir y que por tal motivo privilegian la temática por sobre la estética o, en otros términos, el fondo sobre la forma. Digamos que una obra urgente, pretende denunciar una situación que por su gravedad no admite más demora y que por lo general, atañe a toda la sociedad. En este sentido, le dije a A., Animales Políticos es un claro ejemplo del género. Desde el título mismo, la obra deja en claro que no pretende disimular intenciones y a ello se dedica durante sus cincuenta minutos.

En Villa Esperanza es día de elecciones. El empresario Patricio Aguilera Gomez – parte de una dinastía aferrada al poder hace décadas y dueña de la fábrica más importante del pueblo (entre otros negociados y propiedades) – se enfrenta a Alfredo Rojas, un político joven obstinado en la lucha anticorrupción. A pesar de sus pocas posibilidades, éste equipo se encontrará liderando las encuestas a partir del descubrimiento de un ilícito que se destapa de manera inesperada y que afecta directamente a su rival. A partir de ésta situación, el damnificado se apersona en la oficina de Rojas para negociar una solución. Ésta es la historia que necesita Fabian Curotto, autor de la misma, para meternos de lleno en los tejes y manejes, en las intrigas y en los contactos que forman la telaraña de la política.

El empresario contra el político, el viejo contra el joven, el ave de rapiña solitaria contra el líder que se apoya en un equipo de vecinos bien intencionados, son los clichés en los que se apoya la obra para construir las dos caras de la misma moneda: Aguilera Gómez y Rojas. Acá no hay dobles lecturas. La multi-dimensionalidad y la duda atentan contra el espíritu mismo de la denuncia. Por que lo que acá se ataca no es a un personaje o una moral, sino que el ataque está dirigido al sistema político en si mismo. Quien crea que pueda luchar en el barro de la política sin ensuciarse las manos es, cuanto menos, un ingenuo. Acá un outsider con buena imagen, se enfrenta a un insider con mala imagen. Las posiciones opuestas y exageradas funcionan. Será la licuadora de la política la encargada de mezclarlo todo, porque como dice Aguilera Gomez: la gente no elige, vota y vaya que son dos cosas diferentes la una de la otra.

Aguilera Gomez se presenta como un político de raza aunque lo que menos le importe sea ostentar el cargo. Se ocupa de contarle a Rojas y a quien quiera escucharlo -espectadores incluidos – cómo es la política, cómo funciona la política. En la política somos todos socios, dice este empresario devenido en político, y cuando dice todos se refiere a todos, incluidos los medios de comunicación. Dice también que el fin justifica los medios, sea que quieras una banca en el Congreso o un pacto de impunidad. Dice también que la democracia es una fiesta y entonces hay que ver a que se refiere. Porque las fiestas funcionan como farsa poniendo una alegría allí donde comúnmente no debería haberla. Son hechos aislados, burbujas de felicidad momentánea, prácticamente sin relación con la realidad que la rodea. En fin, Aguilera Gomez se presenta como el tipo que sabe y sabe tanto que hasta sabe que propuesta hacerle a su rival para que no la pueda rechazar. Es Don Corleone, el poder detrás del poder, el círculo rojo. Entonces, la obra termina y uno se va con la sensación de haber disfrutado de la intriga, pero también con la sensación de no haber visto nada nuevo ni en la forma, ni en el contenido, sino solamente una reafirmación de la mirada del ciudadano medio quien desconfía de todo lo que ocurre en las altas esferas detrás del ya famoso todos los políticos son todos lo mismo.

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Dramaturgia: Fabian Alberto Curotto
Actúan: Pablo Bellusci, Ricardo Cácase, Walter Guzmán, Pablo Passini, Oscar Salatino, Pablo Sorensen
Diseño de escenografía: valle de huaco producciones artísticas
Diseño de luces: valle de huaco producciones artísticas
Música: Miguel Vicente
Fotografía: Guillermo Fernández
Diseño gráfico: valle de huaco producciones artísticas
Asistencia De Producción: Nicolas Martinez
Asistencia de dirección: Marcelo Paradiso
Prensa: CorreyDile Prensa
Dirección: Walter Guzmán

AUDITORIO LOSADA
Av. Corrientes 1551 – Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Web: http://www.facebook.com/auditoriolosada
Entrada: $ 300,00 – Viernes – 20:00 hs – Hasta el 28/09/2018

You may be interested

EL TRÁFICO DE PASAJEROS CRECIÓ UN 6,5% EN ENERO
NOTICIAS
56 visto
NOTICIAS
56 visto

EL TRÁFICO DE PASAJEROS CRECIÓ UN 6,5% EN ENERO

Leandro Belidai - 15 febrero, 2019

En enero pasaron 3.693.242 pasajeros por los 35 aeropuertos de la concesión, lo que marcó un crecimiento del 6,5% con…

POPEY, HOMBRE AL AGUA
NOTICIAS
64 visto
NOTICIAS
64 visto

POPEY, HOMBRE AL AGUA

Leandro Belidai - 15 febrero, 2019

El Airbnb del turismo náutico impuso la nueva tendencia de vivir el verano en el agua de una forma original…

EL TURISMO LLEGA A LA SECUNDARIA
NOTICIAS
65 visto
NOTICIAS
65 visto

EL TURISMO LLEGA A LA SECUNDARIA

Leandro Belidai - 15 febrero, 2019

Desde este año en la provincia de Buenos Aires los estudiantes del secundario podrán optar por cursar la orientación en…