Dónde queda El Paraíso, el parador escondido de aguas transparentes y naturaleza vibrante que aguarda a los viajeros en Córdoba. Cómo recorrerlo y qué otras opciones hay en Capilla del Monte.

Capilla del Monte tiene mística. Un aura de pureza, en fuerte vínculo con el entorno. Posee un perfil artesano, es serena y para algunos, energética. Sus formaciones naturales, la cultura que florece en cada rincón y el trato alegre de sus habitantes la ubican en un lugar muy especial dentro del itinerario aventurero.

Situada unos 100 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba, esta comuna fluye en buena vibra. Su impronta es relajada, zen, ideal para la introspección. Desde lo alto, la figura del cerro Uritorco añade un manto de misterio sobre sus caminos y calles, donde peregrinos del espíritu, viajeros libres y lugareños forjan repentinos lazos de amistad.

Son los propios habitantes de Capilla quienes alientan a los visitantes a recorrer las joyas secretas del pueblo. Aconsejan sobre otros puntos ocultos, ajenos al reconocimiento que pueden gozar La Techada o los prodigios que esperan detrás del cóndor gigante que da la bienvenida al emblemático cerro.

Cómo llegar a El Paraíso

De buenas recomendaciones se puede llegar a El Paraíso. Es un balneario alejado del centro comercial de la comuna, aunque fácilmente accesible en vehículo, a lo largo de una travesía que puede durar unos 10 minutos. Se llega recto por Avenida Presidente Hipólito Yrigoyen, tras un un camino de tierra y un breve zigzag que revela el escondite del parador.

La entrada a este sendero que acompaña al río Dolores requiere de un aporte voluntario. Al ingresar, una buena decisión es tomar el camino que va a la izquierda, que es más corto y termina en el paredón del Dique El Cajón. A la sombra de este gran muro, la combinación de la naturaleza con la mano del hombre es notable.

Tras toparse con una bandada de aves acuáticas que carga de vida el lugar, queda avanzar hacia la derecha. En ese sentido es posible recorrer unos 400 metros. Dejarse llevar por el serpenteo del río, entre árboles autóctonos, rocas, ollas de agua cristalina y un sinfín de vistosos rincones que justifican el nombre que le fue otorgado al balneario.

En el medio se puede acceder a una granja y a un parador para adquirir alimentos y otros productos de utilidad para el paseo. El área también cuenta con asadores distribuidos a lo largo del río Dolores, para quienes prefieren relajarse, tomar aire puro y disfrutar de una experiencia más completa con amigos o en familia.

La propuesta es descubrir este tesoro oculto de Capilla del Monte. El Paraíso se suma entonces al itinerario de los viajeros como una de las alternativas más atractivas de la comuna cordobesa, entre clásicos de renombre como el cerro Uritorco, La Toma, El Zapato, Los Terrones y El Paso del Indio.

Artículo anteriorJO&JOE, un nuevo estilo de hospedaje llega a Medellín
Artículo siguienteLlega el Ciclo del COCU en Espacio Mugica