Comenzaron las vacaciones de invierno y el momento para desconectarse de la rutina llegó. A continuación se presentan cinco opciones en Formosa para aquellos que disfrutan de la naturaleza y prefieren la paz que ofrecen los espacios verdes y las reservas naturales.

1- Herradura: La villa turística de los formoseños, tanto por sus bellezas como por su proximidad, ya que se encuentra a sólo 40 km de la capital provincial. Los fines de semana es un lugar de relax para los visitantes que buscan estar en contacto con la naturaleza, y se alojan en alguna de sus atractivas cabañas o incluso en campings. Herradura ofrece opciones para todos los gustos. Se encuentra a 40 Km al Sur de la ciudad de Formosa, y se accede por RN 11 y RP 1, empalmando luego con el camino vecinal.

2- Bañado La Estrella, Vertedero y Fortín La Soledad: El Bañado se puede recorrer realizando diferentes actividades, ya sea navegando por sus aguas, avistando su fauna y flora, visitando las comunidades aborígenes y criollas, realizando safaris fotográficos, entre otras. Uno de los espacios para vivir estas experiencias es El Vertedero, ubicado a 45 km de Las Lomitas sobre la RP 28. Es el sitio de más fácil acceso. Además de permitir la observación de aves como garzas y biguás en bandadas, regala atardeceres que se reflejan en el agua, ofreciendo un espectáculo sin igual.

EL MODERNO PARADOR JUNTO AL BAÑADO LA ESTRELLA: Si se desea descansar por unos momentos y disfrutar de un almuerzo en familia, se puede visitar el parador que se encuentra próximo al Vertedero, sobre la Ruta Provincial N° 28, el mismo cuenta con modernas instalaciones; salón de comidas, sanitarios adaptados para personas con movilidad reducida, WiFi, parrillas de libre acceso y plaza de juegos para los niños.

El otro rincón imperdible del Bañado es Fortín La Soledad. Está localizado a 65 km de Las Lomitas y se accede por un camino de tierra. Es un lugar para conocer, recorrer y vivir la experiencia de conectar con la naturaleza a través de los paseos que prestadores turísticos ofrecen en el lugar.

3- Parque Nacional Río Pilcomayo: Cuenta con dos áreas de uso público para el visitante, Estero Poí y Laguna Blanca. Ambas poseen condiciones ideales para la recreación y esparcimiento durante todo el año. Las más de 300 especies de aves que alberga el área protegida conforman uno de los principales atractivos del Parque. Las mismas conviven con otros mamíferos, algo más escurridizos. Se encuentra ubicado a 6 km de la localidad de Laguna Blanca y se accede desde la capital de Formosa por la RN 86 (130 km). Cuenta con un camping con luz eléctrica y enchufes, sanitarios, parrillas, piletas de lavado y mucho más.

4- Reserva Natural Formosa: La Reserva Natural Formosa está ubicada en el sudoeste de la parte norte de la Provincia de Formosa. Cuenta con un campamento agreste provisto de mesas, asadores y sanitarios. Ofrece también caminatas guiadas por el monte, donde se puede  observar la flora y fauna predominante. También se puede acceder a un mirador desde donde se puede observar el caprichoso divagar de los ríos de llanura. Los horarios recomendados para disfrutarlo son durante el amanecer y al atardecer, momento en el que el paisaje se viste con infinidad de tonalidades rojizas y anaranjadas.

5- Camping municipal de El Colorado: A orillas del río Bermejo, recibe cada año a formoseños y visitantes del resto del país. En las vacaciones de verano e invierno se pueden ver a grupos de jóvenes y familias acampando en el frondoso parque del camping, que cuenta con parrillas, sanitarios, kioscos y todos los servicios básicos para realizar esta actividad.

El Colorado se encuentra ubicado en el departamento Pirané, al sureste de la provincia, a unos 140 km de Formosa capital. Es una ciudad con buena accesibilidad desde diferentes puntos de la provincia y desde la provincia del Chaco.

Artículo anteriorTurismo seguro: prestadores recibieron credenciales habilitantes
Artículo siguienteAruba Marriott Complex anuncia a su Nuevo Chef Ejecutivo