Taittinger, la prestigiosa casa productora de Champagne, nacida en Francia, en los alrededores de la ciudad de Reims y dueña de los champagnes más exquisitos y sofisticados, ha sido recuperada nuevamente por Pierre-Emanuel Taittinger, su actual presidente, en el año 2006. Y de acuerdo a los tiempos establecidos previamente, tomó la decisión de confiar el futuro del negocio familiar a la próxima generación. Es así como su hija Vitalie Taittinger se convertirá en presidente de Champagne Taittinger a partir del 31 de diciembre de 2019.

Vitalie, tiene 40 años de edad y trabaja en la casa champagnera desde hace 12 años y es actualmente la directora de marketing y comunicación. Ella emprenderá sus nuevas responsabilidades con el apoyo de Damien le Sueur (actual gerente general) y de su hermano Clovis Taittinger (quien será promovido a partir de ese momento a Gerente General), y del actual directorio y de todos sus empleados.

Bajo este nuevo liderazgo, Pierre-Emmanuel Taittinger reafirma el compromiso familiar que han tenido siempre, con los más altos estándares de calidad y excelencia.  Su incondicional respeto por el tiempo, el suelo y por el trabajo del hombre permanecerán como pilares de la creación de Champagne Taittinger.

Y como parte de su compromiso con Pierre-Emmanuel Taittinger, Damien le Sueur trabajará junto a Vitalie y Clovis como una “torre de control”, asegurando la coordinación entre los departamentos de viñedos, proveedores, producción, negocios y finanzas. Clovis Taittinger pasará a estar a cargo de los departamentos de ventas y marketing.

Pierre-Emmanuel Taittinger expresó: “Dediqué más de 45 años de mi vida al Champagne y a la casa que lleva nuestro nombre y nuestra historia. Estos últimos 13 años fueron sin dudas los más “efervescentes” y más estimulantes de mi carrera en Taittinger. En cada etapa, fui un instrumento para asegurar la calidad de nuestros vinos, cuya consistencia es un orgullo para mí. Los resultados están más allá de nuestras expectativas y Taittinger nunca fue tan “Champagne como lo es hoy” y fiel a los valores que siempre defendí. Puedo entregar el control y estar seguro de mi sentimiento de “deber cumplido”, formé un equipo apasionado en el que puedo confiar plenamente, excelentes vinos y un gran y creciente número de fans de nuestra marca en más de 140 países alrededor del mundo. Taittinger mantiene un potencial genuino de crecimiento y más que nunca refleja la autenticidad y excelencia de nuestra cultura y herencia”

Vitalie Taittinger: “Mi padre, a través de su pasión y de su compromiso sin límites, en los últimos 13 años ha construido una organización sólida y devota a un buen proyecto humano y patrimonial. Le debemos la independencia, tan fundamental para la identidad de nuestra casa. Gracias a él y al trabajo de todos los involucrados, Taittinger creció considerablemente, siempre con la atención puesta en la calidad de nuestros vinos, la preservación del medio ambiente, el respeto por nuestros socios estratégicos y por nuestros clientes… siempre con ese toque de impertinencia y audacia, justo como el que nos impulsó a ir y plantar viñas en Kent!. Con el apoyo de Damien le Sueur, de mi hermano Clovis y de todo nuestro equipo, continuaremos por este camino. Estoy honrada por la confianza que depositaron en mí y mi deseo es ver nuestra casa brillar todos los días, por nuestros empleados, clientes y socios.”

Hoy, Champagne Taittinger es una compañía independiente, dotada con un hermoso espíritu y un viñedo de 288 hectáreas certificadas: Viticultura Sustentable en Champagne y HVE (High Enviromental Value). Con la reciente revisión de su sistema de producción, la compañía puede mirar al futuro con confianza. Sus canteras de caliza Galo Romanas listadas por la UNESCO como herencia mundial en “Las laderas, casas y bodegas de Champagne”. En 2018, 6.5 millones de botellas fueron embarcadas a 149 países.

Artículo anteriorContinúa el ciclo Vino en Primavera en Luján de Cuyo
Artículo siguienteAerolíneas aporta a la economía