La familia Ponce produce desde hace más de 40 años embutidos artesanales que se caracterizan por su calidad, cualidad que ellos mismos resaltan en su web al destacar que tienen “los chorizos más ricos de Cañuelas”, así que quienes pasen por ese destino bonaerense pueden llevarse un suculento souvenir.

Chacinados Ponce posee desde 2003 su local en pleno centro de esa ciudad, en Nueve de Julio y Lara, donde comercializan salchicha parrillera, longaniza, queso de cerdo, morcilla, chorizo seco, salame y diversos productos regionales; además cuentan con un sector de carnicería.

En tanto, los embutidos se elaboran a partir de la mejor carne en la fábrica ubicada en el kilómetro 72 y ruta 3, camino a la localidad de Gobernador Udaondo, en un entorno puramente rural.

“Atrás de la fabricación de nuestros productos hay una historia familiar que uno puede contar: el sacrificio y el esfuerzo que hay para lograr estos productos”, afirmó Marcelo Ponce hace unos meses en el marco de Caminos y Sabores 2019, donde participaron por primera vez de la mano de la Subsecretaría de Turismo de la provincia de Buenos Aires.

También recordó el momento emotivo que vivió en la feria cuando su tío Roberto Ponce, director de la empresa familiar, visitó el stand: “Lo invadió la emoción al ver que su nombre representaba a la provincia de Buenos Aires y a Cañuelas”.

Así este municipio que se ubica sobre la ruta 205, suma un nuevo punto de interés ya que quienes lo visiten se tentarán con esta propuesta gastronómica.

Artículo anteriorAlmundo se expande en Rosario
Artículo siguienteUniversal Assistance y la digitalización del turismo en FIT