El reestreno en ese país estaba previsto desde hacía varios meses y su presencia en la cartelera ayudó a seducir a los espectadores en la reapertura de salas.

Artículo anteriorBeyoncé y Taylor Swift hicieron historia en unos Grammys con «cara de mujer»
Artículo siguienteAcorazado Potemkin: cuando la obra resiste a la «nueva normalidad»