La demanda de viajes turísticos a Cuba ha crecido en vísperas de la flexibilización de las restricciones por parte de las autoridades del país debido al coronavirus, informaron los operadores turísticos entrevistados por TASS.

Así, durante la última semana, la demanda de viajes a Cuba entre los clientes de Anex Tour se ha incrementado en un 20%.

«El número de solicitudes de viajes a Cuba en agencias se ha incrementado después de que las autoridades anunciaran la decisión de simplificar el procedimiento de ingreso. <…> Durante la semana pasada, pudimos notar un aumento en la demanda de alrededor del 20% y esperamos el Efecto de la demanda diferida en las llegadas de diciembre a enero. Los programas de excursiones a La Habana fueron los más solicitados por los turistas, por lo que las concesiones adoptadas ayudarán a potenciar el atractivo turístico de Cuba», señaló el servicio de prensa de Anex Tour.

Según la agencia turística rusa Intourist, tras el anuncio de las autoridades cubanas sobre el levantamiento de algunas de las restricciones y la apertura de La Habana para excursiones, la demanda del destino siguió creciendo gradualmente. Cada semana, la demanda de viajes a Cuba aumenta en aproximadamente un 13%. Este país es uno de los diez destinos más populares entre los clientes de los operadores turísticos para las vacaciones de Año Nuevo, por delante de Maldivas, Sri Lanka, Baréin y Catar.

Especialistas de la agencia TUI Rusia notan una alta demanda de llegadas de Año Nuevo a hoteles en Cuba, la carga para estas fechas ya es superior al 75%. El país ocupa el quinto lugar en popularidad para las vacaciones de Año Nuevo entre los clientes de la compañía.

El 15 de noviembre entró en vigencia una nueva normativa sanitaria en Cuba. A partir de este día, los turistas extranjeros que lleguen al país ya no tendrán que someterse a una prueba de PCR para el coronavirus en los aeropuertos locales. Los turistas vacunados para ingresar al país deben presentar un certificado de vacunación certificado por las autoridades reguladoras pertinentes del país emisor, o un resultado negativo de una prueba de PCR para coronavirus realizada no antes de 72 horas antes de la llegada. Hasta el día de hoy, se requería un certificado de resultado negativo a todas las llegadas.

Artículo anteriorIsrael espera recibir varios miles de turistas rusos para fin de año – ministro de Turismo
Artículo siguientePalladium Hotels reafirma su compromiso con el mercado argentino