Con la cena del sábado en Delfina, finalizó el ya tradicional evento del buen vivir: Encuentro de Chef en Altura.

El evento que comenzó el martes con la clase de cocina del chef Manuel Aladro en el Centro de Convenciones y prosiguió durante los cuatro días siguientes, combinando lo mejor de la gastronomía del norte de la Patagonia Argentina con las experiencias y técnicas de cocina de los chefs invitados, que se reunieron en los mejores restaurantes de esta localidad, con el récord de comensales de sus diez años de historia.
Este año Chef en Altura, contó con la presencia de cocineros franco argentinos como chefs invitados y la participación de un representante de los fuegos de Chile que se formó en Jujuy y de una cocinera referente de la Patagonia de San Carlos de Bariloche.
Luigi Bosca, bodega ícono de Argentina, con más de ciento once años de trayectoria, apostó a Chef en Altura para que sus vinos acompañen los menús que desarrollaron durante una semana en Villa La Angostura.
La tecnología también estuvo presente en Chef en Altura. Manuel Aladro, chef y asesor de BGH Quick Chef abrió la semana de Chef en Altura, con una clase de cocina abierta al público y gratuita en el Centro de Congresos y Convenciones Arrayanes de Villa La Angostura.
Anabella Alcuaz, representante en la Patagonia de la Bodega Luigi Bosca, graduada en Comercialización y Distribución de Vinos, y Educadora Certificada del WSET -Wine and Spirits Education Trust- de Londres, realizó la cata de vinos de Bodega Luigi Bosca Familia Arizu, el miércoles. Alcuaz también realizó la difícil tarea de maridar los menús que cocinaron las duplas compuestas por un chef residente y un chef invitado, con los vinos de la colección Luigi Bosca.
La pastelera Cintia Rosso del hotel Correntoso, recibió a los turistas y residentes ese mismo miércoles por la tarde para el clásico Té Buffet Correntoso, en este histórico hotel ubicado a orillas del lago Nahuel Huapi.
Esa noche, Lucas Dabrowski, chef ejecutivo de Las Balsas Relais & Chateaux recibió a Olivier Falchi, chef ejecutivo del Hotel Sofitel Arroyo Buenos Aires. El menú de cinco pasos sorprendió a los comensales con platos de refinada elaboración entre los que se destacaron una sopa cremosa de berro tibia con huevo poché y un medallón de trucha al malbec con cremoso de calabaza al comino.
El jueves cocinaron en el refugio gastronómico de montaña Club 180 del Cerro Bayo Ana Lucía Arias y Olivier Hanocq. Asistieron los chef residentes de Villa La Angostura Leandro Andrés y Natalia Mutchinick. Todo esto a más de 1.500 metros de altura, con unas vistas inigualables a la cordillera de los andes y al lago Nahuel Huapi desde el Cerro Bayo donde se degustó un exquisito menú de tres pasos.
Esa noche, Tinto Bistró ofreció un menú fusión donde Leandro Andrés recibió al francés Olivier Hanocq de la panadería L´epí de Buenos Aires. Difícil es elegir cuál de los platos fue el mejor, pero entre la sopa de almejas al vino blanco y los langostinos y hongos a la plancha y quinua tostada, se disputaron la primacía
El mediodía del viernes fue el turno del Parque Nacional Nahuel Huapi, donde Chef en Altura, ofreció por primera vez un almuerzo en la Isla Victoria. Más precisamente en Puerto Radal. Bárbara Medín chef y propietaria del restaurante Viejos Tiempos, ofreció junto a Walter Leal chef corporativo de la cadena de hoteles y casinos Enjoy (Chile) en la Isla Victoria un menú de tres pasos espectacular. Mientras tanto, antes y después del almuerzo, los asistentes pudieron recorrer la preciosa Isla.
Un antiguo aserradero y luego transformado en restaurante, emblema gastronómico del barrio Puerto Manzano de Villa La Angostura, como lo es el restaurante Waldhaus que comanda el chef Leo Morsella tuvo su turno por la noche para recibir a Walter Leal, cocinero formado en Jujuy y que hoy comanda los fuegos de la cadena de hoteles Enjoy como chef ejecutivo. Todo rico, desde el ceviche de langostinos, los gnocchis de papa andina con goulash de cordero patagónico, hasta el gravlax de salmón rosado.
El sábado al mediodía se debió suspender un mini trekking a la frontera con Chile por motivos climáticos, pero se realizó en Luma un pic nic gourmet a cargo de Julieta Ortiz, chef ejecutiva del hotel boutique «Luma, Casa de Montaña». Increíble cada una de los platos, en especial la cazuela de cordero patagónico.
El cierre de Chef en Altura, fue responsabilidad de Natalia Mutchinick, chef y propietaria de KePlato Catering, que cocinó con Ana Lucía Arias, chef ejecutiva de El Casco Art Hotel en San Carlos de Bariloche y se llevó a cabo en el restaurante Delfina de la Hostería La Escondida. Todo rico, en especial los ravioles de hongos patagónicos, crema y aceite de trufas.
Con la presencia de periodistas especializados de los cinco diarios más importantes del país, de Colombia, Perú y Brasil, finalizó el 10º Encuentro de Chefs, con elogios de cada uno de ellos y la promesa de regresar en la próxima edición.

Artículo anteriorLLEGA JUJUY A EXPOEVENTOS 2013
Artículo siguienteBQB JUNTO A AMADEUS