El Ente Patagonia Turismo señaló que el buen nivel de reservas hoteleras aseguraba una temporada a pleno en el sur andino, perspectiva que es extensiva a los lugares de nieve de Mendoza.

Las fuertes nevadas de los últimos días impulsaron la apertura oficial de la totalidad de los centros de esquí y parques de nieve de la región patagónica, donde esperan recibir un importante caudal de visitantes durante las vacaciones de invierno.

Marcelo Echazú, titular de ese Ente y del Instituto Fueguino de Turismo, dijo que «de acuerdo con los datos recabados de los principales destinos turísticos de la región, podemos hacer una proyección muy positiva para el desarrollo de la actividad».

«El primer indicio -siguió- lo tuvimos el último fin de semana largo, cuando Ushuaia registró una ocupación casi total, lo que seguramente se repetirá en los próximos días».

También el ministro de Turismo de Chubut, Carlos Zonza Nigro, manifestó su optimismo sobre la temporada invernal, que extendió a la costa de su provincia, al señalar que «ya tuvimos un muy buen adelanto con el fin de semana largo del 20 de junio, que fue récord de ingresos y avistajes en Península Valdés».

Su par de Río Negro, Ángel Rovira Bosch, anunció que, con base en el atractivo de San Carlos de Bariloche, esperan una ocupación hotelera del 75% en promedio, según las reservas confirmadas, en tanto que para agosto se estima una ocupación del 60%.

Desde Neuquén, el presidente de Neuquentur, Sebastián Caldart, expresó que «las fuertes nevadas que han caído en los últimos días aceleraron las reservas, los vuelos de Aerolíneas Argentinas para la temporada alta en Chapelco están casi completos, y tenemos un muy buen nivel de reservas en todos los destinos de la provincia».

Santa Cruz busca incorporarse a la oferta de nieve y, según su secretaria de Turismo, Mariana Navarro, con «nuevas propuestas para disfrutar de la nieve, esta temporada apuntamos a impulsar el producto `Nieve + Glaciares`, lo que abre nuevas posibilidades para el turismo invernal en la provincia».

Sobre Mendoza, única provincia no patagónica con centros de esquí, el Ministerio de Turismo nacional señaló que la ocupación relacionada con la actividad rondaba el 90%, mientras que el Gran Mendoza arrancó la temporada con un 65%, y que sus visitantes son históricamente del área metropolitana, Córdoba y Rosario.

En tanto, entre los destinos sin nieve se destacan las Cataratas del Iguazú, donde las reservas en hoteles de la zona superaban el 95% para el inicio del receso en la Ciudad y provincia de Buenos Aires, según el Ente Municipal de Turismo de Puerto Iguazú (EMTURI).

En lo que va de julio, ingresaron al Parque Nacional Iguazú unas 30 mil personas, la mayoría de Uruguay y las provincias de Córdoba y Santa Fe, donde las vacaciones empezaron el lunes último.

En Jujuy, la Quebrada de Humahuaca vuelve a ser el centro de atracción en invierno, y según Ignacio Güizzo, presidente de la Cámara de Turismo provincial, «está colmada», en especial los pueblos de Purmamarca y Tilcara.

El empresario agregó que junio cerró con «excelente ocupación» en San Salvador y esperan que la situación se extienda a agosto, cuando se celebra la fiesta del Toreo de la Vincha en Honor a la Virgen de la Asunción, en la localidad puneña de Casabindo.

En Mar del Plata, el titular del Ente Municipal de Turismo, Pablo Fernández, admitió que en invierno «la ciudad no tiene esa estrella del mar y las playas, ero tenemos una buena propuesta cultural, gastronómica y turística».

Fernández destacó que «todos los fines de semana previos han sido con un buen ritmo turístico, lo cual nos hace ser optimistas» y aclaró que «no han variado los precios y la gente lo puede corroborar, porque la ciudad presenta una propuesta para cada bolsillo».

En la costa atlántica de Chubut, la Secretaría de Turismo de Puerto Madryn informó a Télam que las reservas estaban entre un 50 y un 60% de la capacidad hotelera, lo que significa unos 10 puntos más que el años anterior.

Los ejes de la propuesta de Madryn son el buceo y esnorkel junto a lobos marinos, avistaje de ballenas desde la costa o el muelle, un circuito gastronómico y excursiones náuticas.

Artículo anteriorINVIERNO EN MIRAMAR
Artículo siguienteGOLF EN CAMPOS DE ALGODON