Es el atractivo principal de estos lugares llenos de luces, emociones fuertes y adrenalina: la esperanza de obtener el premio gordo en un juego de casino nos impulsa a muchos a probar nuestra suerte, ya sea en casinos físicos o casinos online, jugando en sitios recomendados por páginas como bonocasino.es, donde conseguirás opciones excelentes para jugar con bonos sin depósito. Y es que, a pesar de las pocas probabilidades que pueda haber de sacarnos el más grande jackpot, siempre existirá esa pequeña curiosidad sobre el “¿Y qué tal si gano?” que nos motiva a intentarlo, que nos inspira de esperanza. Precisamente esa esperanza supo recompensar con creces a los jugadores que conocerás a continuación, que han ganado varios de los premios más grandes en la historia de los casinos, cambiando sus vidas para siempre.

¡Marcianos al ataque!

El fanático de las máquinas tragaperras proveniente de Newcastle, Sean Doyle, seguramente no se esperaba lo que habría de ocurrir durante una de sus sesiones de juego en una de sus máquinas favoritas, la tragamonedas temática de la película Mars Attack en la modalidad online desde su teléfono móvil. Al ver que se había sacado el jackpot y la cantidad de dinero continuaba subiendo y subiendo, Doyle cuenta en una entrevista que apagó su móvil, sobrecogido por el asombro. “No podía mirar. No les creía a mis ojos tras ver la cantidad final”, recuerda Sean. Pues más le vale creerles a sus ojos, ya que el suertudo Sean Doyle ganó un total de 4.3 millones de libras.

La suegra de la suerte

A modo de celebración por el cumpleaños de su suegra, la norteamericana Cynthia Jay decidió jugar unas cuantas rondas en las tragaperras Megabucks. Como pronto se dio cuenta, esta fue la decisión correcta, ya que exactamente en el cumpleaños de su suegra, Cynthia ganó el premio más grande de las máquinas Megabucks en toda la historia: un exuberante total de 34.95 millones de dólares. Tras este giro en su vida, Cynthia renunció a su trabajo y se fue junto a su esposo en un largo viaje alrededor del mundo, conociendo toda clase de locaciones exóticas ¡Esperamos que al menos haya comprado un pequeño regalo a su suegra!

Dulce jubilación

Muchas personas tienen la creencia de que tras alcanzar la jubilación lo que resta en la vida es paz, calma y descanso, nada de emociones fuertes ni aventuras de ningún tipo. Y, como has podido adivinar, tenemos un ejemplo que demuestra lo contrario. Una sexagenaria, azafata retirada, llegó a un casino con 300 dólares en su bolsillo y salió con nada más y nada menos que 27 millones. No sabemos en qué los habrá decidido gastar, pero una cosa es bastante segura: los nietos de esta suertuda señora probablemente recibieron generosos regalos en la navidad siguiente

El millonario anónimo

El frecuente jugador de las máquinas tragamonedas proveniente de Noruega, conocido simplemente como “Peter”, decidió mantener su información en secreto frente a los medios de comunicación tras haberse sacado el premio de 38 millones de dólares durante una de sus sesiones de juego, demostrando que no tienes que jugar en lujosos casinos de Las Vegas para ganar grandes premios, ni mostrar tu rostro a miles de personas tras ganar. La decisión de Peter, considerando la cantidad de dinero que ganó, nos parece muy prudente. Sin embargo, no podemos evitar sentir curiosidad acerca de su historia. ¡Cuéntanos más, misterioso Peter!

Un ganador inteligente

Aunque pocas cosas son mejores que sacarse el premio gordo jugando en un casino, la verdad es que pocas cosas son peores que ganar y luego, tras unos cuantos meses de gastos desmedidos, darte cuenta que lo has perdido todo. Precisamente por esta razón, este (también anónimo) jugador, que se identificó simplemente como Joven Ingeniero, decidió administrar su deslumbrante premio de 39.7 millones de dólares en cantidades más modestas de 1.5 millones de dólares al año. Por si te interesa conocer el dato de dónde fue adquirida esta fortuna tan repentinamente, fue en el Excalibur de Las Vegas.

El príncipe de Gales

El jugador del Reino Unido, Kerry Packer, tras una serie de intentos fallidos, consiguió sacarse el premio gordo de 40 millones de dólares en el casino MGM Grand de Las Vegas. Packer era millonario incluso desde antes de ir al casino, por lo que no le fue particularmente difícil dejar ir grandes cantidades de dinero en las tragamonedas y demás juegos. Durante su estadía en el casino, se reporta que dio alrededor de un millón de dólares a diferentes empleados en forma de propina. ¡Qué gran tipo!

Tras esta pequeña lista de grandes ganadores, ¿Te animas a convertirte en el próximo? Podrías estar a tan sólo unas cuantas tiradas de tragamonedas para tener la vida de tus sueños. Sin embargo, ya sea que ganes o no, lo más importante será pasar un buen rato en el proceso y divertirte.

Artículo anteriorThierry Rousset (Avanza Food): “El delivery supondrá el 25% de nuestras ventas totales”
Artículo siguientePerro Guardián, la primera bodega registrada como «Bodega Turística» en Catamarca