El aeropuerto de Múnich canceló este miércoles 133 vuelos y redirigió más de 20 vuelos a otras terminales aéreas debido al riesgo de hielo, según informó un empleado de este aeropuerto a la agencia de noticias alemana DPA.

Este interlocutor subrayó que en el aeropuerto se formó una intensa capa de hielo tras una racha de lluvia y bajas temperaturas y ningún avión pudo despegar ni aterrizar durante la jornada. Hicieron falta 150 vehículos para limpiar las pistas de despegue y aterrizaje.

La reanudación del tráfico aéreo en Múnich dependerá de las condiciones climáticas. «Si la lluvia helada cesa, entonces se podrá utilizar la pista dentro de 20 o 25 minutos», explicó esta fuente. Aún no está claro cuándo sucederá.

Artículo anteriorLa noche de los almacenes de Roque Perez cumple diez años
Artículo siguienteAmerican es incluida en el Dow Jones Sustainability