Las pérdidas operativas acumuladas de las aerolíneas rusas en el primer trimestre de 2022 alcanzaron los 61.600 millones de rublos (más de 1.140 millones de dólares), es el peor resultado de los últimos 8 años, según consta en una presentación de la Asociación de Operadores de Transporte Aéreo.

«En los tres meses de 2022, la pérdida operativa combinada de todas las aerolíneas fue de 61.100 millones de rublos (aerolíneas de pasajeros – 52.500 millones de rublos, de carga – 8.600 millones de rublos). Este resultado del primer trimestre es el peor de los últimos 8 años», se señala en la presentación.
A finales de 2021, el beneficio operativo combinado de todas las aerolíneas de Rusia (de pasajeros y de carga) fue de 2.500 millones de rublos (46,5 millones de dólares), recordó la asociación.